Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Apóyenos

Dr. Horaist and his wife, Doris. Los Jesuitas han sido parte de la vida del Dr. Francis Horaist desde que él puede recordarlo. Ellos sentaron la base espiritual en su vida, contribuyeron a su educación y lo bendijeron con muchas amistades. Sus donaciones ininterrumpidas a la Provincia Central y Sureña de los Jesuitas en los Estados Unidos es una forma de mostrar su agradecimiento por todo lo que los Jesuitas le han brindado.

  Al haber crecido en el suroeste de Louisiana, el Dr. Horaist asistía a la entonces Sacred Heart Church (Iglesia del Sagrado Corazón, (ahora St. Charles Borromeo) en Grand Coteau. Como monaguillo, pudo conocer a muchos estudiantes Jesuitas, quienes supervisaban el programa. Sus primeros encuentros le dejaron una impresión duradera.

“Los estudiantes, sacerdotes Jesuitas y hermanos eran todos tan inteligentes que yo llegué a admirarlos mucho”, comentó el Dr. Horaist. “Te hacen sentir bien al estar a su lado”.

Con el tiempo, se hizo amigo de algunos de ellos, incluyendo a Fr. John Keller, SJ, y Fr. Thomas Clancy, SJ, quien, con el tiempo, sirvió como provincial de la antigua Provincia de New Orleans de 1971 a 1977.

Quizá el Jesuita más influyente en la vida del Dr. Horaist fue Fr. Griswold Whipple, SJ, quien sirvió como pastor asistente en Sacred Heart parish (Parroquia del Sagrado Corazón) de 1942 a 1946.

Después de terminar una licenciatura en Ciencias en la Universidad del Suroeste de Louisiana (hoy en día, la Universidad de Louisiana en Lafayette), el Dr. Horaist obtuvo su licenciatura de Doctor en Ciencia Dental de la Universidad de Loyola en New Orleans. Allí, él renovó su amistad con Fr. Clancy, quien estaba inscrito en la Escuela de Leyes de Loyola al mismo tiempo. Después de graduarse en 1963, el Dr. Horaist hizo su práctica de odontología general por nueve años antes de obtener su Maestría en Odontología Quirúrgica en la Universidad Farleigh Dickinson de New Jersey. El Dr. Horaist también tiene una Maestría en Ciencias de la Universidad Estatal de Louisiana.

Después de su regreso al Suroeste de Louisiana en 1974, el Dr. Horaist comenzó su práctica en ortodoncia y contrajo matrimonio con Doris Smith cuatro años después. Después de llevar a cabo una práctica exitosa por muchos años y lograr éxito financiero en el mercado de las acciones, el Dr. Horaist se vio en la posición de “devolver”. Él deseaba contribuir a los Jesuitas debido a su papel formativo —espiritual, social y educativo —en su exitosa vida.

Por muchos años, él ha respaldado a los ministerios y trabajos de la provincia, ayudando a financiar el cuidado de los Jesuitas de la tercera edad en los dos pabellones de la provincia, así como al Ministerio de Fr. Charles Thibodeaux, SJ, quien sirvió por muchos años como misionero en Paraguay.

El Dr. Horaist lleva ahora retirado por 16 años y disfruta pasar su tiempo con sus nietos. Sus tres hijos adultos han seguido sus pasos en el campo médico. Sus dos hijos son médicos y su hija es enfermera.

Cuando el Papa Francisco fue nombrado Papa hace algunos años, el Dr. Horaist sintió que “uno de nosotros” estaba dirigiendo la iglesia. En efecto, su gratitud a los Jesuitas por su papel formativo en su vida continúa, puesto que él admira todo acerca de la sociedad y continúa con sus donaciones generosas hasta este día.