Espiritualidad

Por Louis J. McCabe, SJ and Philip G. Steele, SJ
 

Ignacio de Loyola, nuestro santo fundador, hombre de grandes deseos y perfecta humildad, ruega por nosotros.

Francisco de Javier, guerrero valeroso siempre en busca de almas para Cristo,  ruega por nosotros.

Pedro Fabro, primer compañero de Ignacio y querido amigo de todos, ruega por nosotros.

San Estanislao Kostka, de corazón listo y mente enfocada en Cristo,  ruega por nosotros.

Francis Borgia, noble de la pobreza, modelo de indiferencia, ruega por nosotros.

Edmundo Campion, orador audaz y fuente de ánimo para los perseguidos, ruega por nosotros.

Luis Gonzaga, consolación y cuidado a los enfermos y moribundos,  ruega por nosotros.

San Roberto Southwell, poeta-prisionero de consuelo y fortaleza, ruega por nosotros.

Pedro Canisio, académico, constructor y maestro de niños pequeños, ruega por nosotros.

Nicholas Owen, hábil carpintero, compañero fiel hasta la muerte, ruega por nosotros.

Alfonso Rodriguez, místico amigo, modelo de hospitalidad, ruega por nosotros.

Roberto Belarmino, riqueza de mente y pobreza de espíritu, ruega por nosotros.

Juan Berchmans, estudiante de corazón indiviso, modelo de simplicidad, ruega por nosotros.

Juan Francisco Régis, confesor compasivo, reavivado de fe apagada, ruega por nosotros.

Isaac jogues, misionero confiado, obediente hasta la muerte, ruega por nosotros.

Juan de Brebeuf, amante de la cruz y del nombre de Jesús, ruega por nosotros.

Pedro Claver, enamorado incansable de los pobres y vulnerables, ruega por nosotros.

Claudio de la Colombiere, servidor fiel y amigo perfecto del corazón amoroso de Jesús, ruega por nosotros.

Gerard Manley Hopkins, capturador de fuego y artesano de palabras, ruega por nosotros.

Pierre Teilhard de Chardin, místico enamorado de todo lo que es y será, ruega por nosotros.

Rutilio Grande, Pastor dedicado a los pobres y oprimidos, ruega por nosotros.

Karl Rainer, profesor de oración y servidor leal a la iglesia, ruega por nosotros.

Ignacio Ellacuría y compañeros, Valientes y fieles programadores de la Buena Nueva en medio de la persecución,  ruega por nosotros.

Pedro Arrupe, líder lleno de gracia para renovar y re-dedicarse, ruega por nosotros.

Oración Final

Dios todo poderoso y siempre vigilante, Señor del cielo y de la tierra.

Tu Bondad Divina nos creó en amor desde cada región de America Centro y Norte:

Desde Fond du Lac y Tapeka
Orange Walk y Dangriga
Denver y Nueva Orleans
Mérida y Arnold
San Louis y Ciudad de Kansas
Tu Sabiduría Divina nos puso en el caos
Y la obscuridad del siglo veinte como:

Poetas y cantantes
Ingenieros y maestros
Académicos y pastores
Sastres y jardineros,
Constructores y administradores,
Artistas y enamorados.

Tu divina providencia nos llamó a la Compañía de tu hijo Jesús. Así que, entregamos todas nuestras energías a tu Divina Majestad para traer orden a nuestro mundo, para hacerlo fértil y bendecirlo. Te entregamos las horas de nuestras vidas y el uso de nuestras muertes por intercesión de nuestra Madre, la Dama María, y por nuestro Rey y Buen Hermano, Jesús.
Amén.

Artículos de interés relacionados

Ir arriba
Twittear
Compartir
Pin