Noticias

Por John O’Brien, SJ

29 de mayo de 2020 – Juan Ruiz, SJ, de la Jesuita Provincia Central y Sur de EE.UU., y Matthew Cortese, SJ, de la Jesuita Provincia del Este de EE.UU., fueron ordenados diáconos el 29 de mayo de 2021 en la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes en Toronto. Presidió la ceremonia el arzobispo Terrence Prendergast, SJ, administrador apostólico de la diócesis de Heart-Moosonee, Ontario.

Este ha sido el segundo año en que la comunidad jesuita de Regis en Toronto ha celebrado las ordenaciones de manera reducida y modesta debido a las restricciones locales sobre el número de personas que pueden reunirse para los servicios religiosos. La ceremonia fue transmitida en directo a los jesuitas, familiares y amigos de todo Canadá y Estados Unidos.

La grabación de la ordenación puede verse aquí: https://youtu.be/XbIwMSiHGzE.

Juan Ruiz y Matthew Cortese.
Juan Ruiz y Matthew Cortese.

En sus palabras a los ordenandos, el arzobispo Prendergast se refirió a la conversión de San Ignacio de Loyola tras su caída en las murallas de Pamplona hace 500 años, que la Compañía de Jesús está conmemorando en este Año Ignaciano. Habló del descubrimiento de Ignacio de la consolación y desolación espiritual, de su deseo de ser un peregrino pobre, y del lugar central de María en el corazón de los primeros compañeros.

«Que la obediencia de María a la guía del Espíritu en su vida sirva de modelo para vuestro camino de fe», dijo el arzobispo Prendergast, «y que el Magníficat de María, que los diáconos y sacerdotes rezan en las vísperas cada noche, sea vuestra oración todos los días de vuestro ministerio jesuita.»

Al igual que los primeros jesuitas a los que Ignacio instruyó para que sirvieran a los enfermos mientras participaban en los concilios de la Iglesia, el arzobispo exhortó a los diáconos a «esforzarse siempre por reconciliar a las personas con Dios, viviéndolo mediante la reparación de las relaciones dañadas de este turbio mundo en el que vivimos».

Un tío jesuita inspiró a Juan Ruiz a considerar a la Compañía de Jesús. Como novicio acompañó a migrantes, jóvenes y moribundos en Luisiana y Nueva Jersey. Durante su magisterio, Juan enseñó español en la Preparatoria del College Jesuita Cristo Rey de Houston. Este verano, servirá en el ministerio pastoral en Nueva Orleans y la República Dominicana.

La vocación de Matthew Cortese tenía «raíces diaconales» plantadas en el campo del servicio. Como voluntario jesuita, trabajó con personas que padecían enfermedades graves, lo que le inspiró a unirse a los jesuitas. Durante su formación, trabajó en un hospicio en San Luis, con miembros de bandas en Belice, y como maestrillo en viajes de servicio desde el College Le Moyne.

«Con vuestra vida y vuestro carácter, daréis testimonio a vuestros hermanos en la fe de que hay que amar a Dios por encima de todo, y que es a Él a quien servís en los demás», concluyó el arzobispo Prendergast.

Respetando las normas sobre reuniones públicas, se celebró una recepción al aire libre, con distancia física, en la comunidad jesuita de Regis.

(De izquierda a derecha) Los jesuitas Matthew Cortese, el arzobispo Terrence Prendergast y Juan Ruiz.
(De izquierda a derecha) Los jesuitas Matthew Cortese, el arzobispo Terrence Prendergast y Juan Ruiz.
Ir arriba
Twittear
Compartir
Pin